48 horas en Berlín

En ocasiones tan sólo es necesario el movimiento de una pequeña pieza para generar un efecto dominó y hace apenas un cuarto de siglo que Berlín desencadenó uno de los cambios más relevantes de la historia reciente. El pasado 9 de noviembre se celebró por todo lo alto el 25º aniversario de la caída del Muro de Berlín, ciudad que ha sido imprescindible en el mapa político europeo, que pasó de ser la ciudad más moderna y animada del continente a comienzos del siglo XX a ser un amasijo de ruinas y desolación.

Tras la reunificación, Berlín ha resurgido de sus cenizas y es una ciudad que lucha por encontrar su identidad y que intenta dejar atrás sus fantasmas, pero más allá de sus contradicciones, Berlín ha retomado su trono como una de las ciudades más vibrantes de Europa. Te invitamos a hacer una escapada por la flamante capital de Alemania.

[divider]VIERNES[/divider]

Isla de los Museos – 16:00 horas

Un potente centro cultural como pocos en Europa, la “Museumsinsel” en el centro de Berlín agrupa cinco espectaculares museos de arte de primer nivel mundial, legado directo de las colecciones de varios reyes de Prusia, cuyo conjunto fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1999.

Si bien una visita a todo el recinto es inabarcable en un fin de semana, te recomendamos hacer una visita al PergamonMuseum, especialmente construido para albergar las obras de arte que hay en su interior. Allí encontrarás el Altar de Zeus de Pérgamo (cerrado al público hasta el 2020), la Puerta de Ishtar de Babilonia o la puerta romana del Mercado de Mileto, entre otras maravillas. Más de un millón de personas lo visitan al año. (Entrada individual al museo, 12 euros).

No pierdas oportunidad de darle un vistazo a la imponente Catedral de Berlín (Berliner Dom), elemento dominante del conjunto. Aunque las mejores perspectivas las tendrás desde un barco porque ya que estamos en una isla ¿por qué no navegar a su alrededor?

Atardecer en el Spree. 18:00 horas

Subir a bordo de un barco por el río Spree es una excelente alternativa para descansar las piernas y ver mucho de Berlín en poco tiempo. El itinerario más popular para descubrir la ciudad hace un recorrido de aproximadamente una hora bordeando la Isla de los Museos, el Reichstag, el distrito gubernamental y la Cancillería alemana, un conjunto arquitectónico de gran calidad que se torna espectacular con la iluminación nocturna y la luz del atardecer. (Precio por persona: 12 euros).

Museum Insel - atardecer
Museuminsel – atardecer Foto: ©Shutterstock/Worldwide
Vista del río Spree con los hombres de la molécula.  – Foto: ©Depositphotos.com/elxeneize

Relax en Hackesche Höfe – 19:00 horas

A muy poca distancia del Berliner Dome se halla este cuidado y coqueto conjunto que desde la caída del muro se ha convertido en punto de encuentro para visitantes y residentes. Hackesche Höfe es un conjunto de patios de estilo Art Nouveau, que tras ser renovados en la década de 1990, están más de moda que nunca. Oficinas, galerías de arte, boutiques, tiendas de diseño, teatros y mucho ambiente. Sitio ideal para ir de compras o simplemente relajarse tomando un café y algo de picar en un típico local berlinés de los años 20 como el Hackesche Höfe Café, en Rosenthaler Straße Nº 40.

Hackesche Höfe- Foto: Marmontel , CC BY 2.0

El cielo de Berlín. Visita al Fernsehturm – 20:30 horas

No hay mejor sitio en Berlín para comprender su magnitud que subiendo a la cima del Fernsehturm, la famosísima torre de televisión. Comprando el billete VIP (23 euros), puedes subir hasta los 204 metros de altura de su plataforma de observación y asegurarte una mesa al lado de la ventana para cenar en Sphere, el restaurante giratorio más alto de Berlín. Cada hora se da una vuelta completa a la torre, con lo cual tendrás las mejores vistas posibles de la ciudad sin moverte del asiento.

Fernsehturm Berlín. Foto: ©Shutterstock/BerlinPictures

[divider]SÁBADO[/divider]

Bollería local en Mitte – 9:00 horas

El desayuno en Berlín es un ritual muy importante (y abundante en cantidad) y ningún sitio mejor en el barrio de Mitte que Alpenstück Bäckerei (Schröderstraße 1, 10115). Esta panadería ha sido premiada como una de las mejores de Alemania, prepara su propio pan y ofrece bollerías típicas de muchas regiones de Alemania. Desde 8,90 euros por persona.

Eje Alexanderplatz – Puerta de Brandeburgo 10:00 -13:30 horas

Comienza el día haciendo un reconocimiento diurno por ‘Alex’, centro neurálgico de Berlín y una de las postales más reconocidas de la ciudad. El edificio de la Galería Kaufhof, los antiguos almacenes de la RDA, el mítico Reloj Mundial y la cúpula de la estación de metro y cercanías constituyen el punto más céntrico de Berlín.

Fuente de Neptuno, Alexanderplatz. Foto: ©Shutterstock/CCat82

Las distancias en esta ciudad engañan y aunque en el mapa las distancias parezcan cortas, en realidad no lo son tanto. El recorrido entre Alexanderplatz y la Puerta de Brandeburgo tiene una longitud de 2,6 kilómetros, con lo cual te recomiendo subir al autobús Nº 100 si quieres acortar distancias. Esta unidad pertenece la línea regular de autobuses y consta de dos pisos, ofreciendo buenas vistas de Unter den Linden, eje central del trayecto. (Parada en Karl-Liebknecht Straße, junto a Alexanderplatz).

Unter den Linden es una de las vías más importantes de Berlín y a su paso encontrarás numerosos sitios de interés, además de comercios, museos, cafés y parques. Significa “por debajo de los tilos”, y es que originalmente fue una vía creada por Juan Jorge de Brandeburgo para llegar a su coto de caza en el Tiergarten. El bulevar central está repleto de árboles de tilo.

Unter den Linden. Foto: ©Shutterstock/Claudio Divizia

La primera parada obligada antes de salir de Alexanderplatz es la Fuente de Neptuno, un monumento muy querido por los berlineses e inaugurado a finales del siglo XIX. Más adelante encontramos Bebelplatz, una de las plazas más pintorescas y con más historia en Berlín. Completamente empedrada, pasó a la historia por ser el lugar escogido por partido nacionalsocialista para llevar a cabo la infame quema de libros de maestros universales. En el centro de la plaza existe un cristal a nivel del suelo que revela una biblioteca con las estanterías vacías, haciendo alusión a este triste evento.

Universitad, Bebelplatz – ©Depositphotos.com/axelauer

Te invitamos a explorar esta plaza donde también encontrarás el edificio de la Ópera Nacional, la Catedral de St. Hedwigs y la Biblioteca Real de la Universidad Humboldt. A medio camino topamos con la intersección de la Friedrichstraße, otra importante vía comercial que quedó en ruinas tras el bombardeo de los Aliados y eventualmente seccionada por el muro. A poca distancia se comienza a divisar la Puerta de Brandeburgo.

Puerta de Brandeburgo

La única de las puertas a Berlín que aún se conservan es el mayor símbolo de la ciudad y de todo el país. Aquí se han dado cita muchos de los mayores sucesos en Berlín, desde manifestaciones, conciertos, actos conmemorativos, discursos políticos y punto de reunión. De visita obligada, si es posible conviene acercarse también de noche, cuando la plaza se llena de músicos y el monumento se ilumina el ambiente se torna muy agradable.

Puerta de Brandeburgo, Berlin. Foto: Ricardo Ramírez Gisbert
Puerta de Brandeburgo, Berlin. Foto: Ricardo Ramírez Gisbert

Probablemente la zona más turística de Berlín, pero aún así se puede encontrar un buen currywurst a precios más que correctos y con vistas al Tiergarten. El restaurante Hopfingerbraeu im Palais (Ebertstrasse 24, a tan sólo unos 100 metros de la puerta) es una buena oportunidad de degustar comida y cerveza alemana de buena calidad. Si vas con apetito prueba la pierna de cerdo asado con col y la cerveza de trigo. A poca distancia por la misma Ebertstrasse en dirección sur, encontrarás el Monumento al Holocausto, un interesante homenaje a todas las víctimas de tan terrible suceso que se ha convertido en un sitio muy visitado en Berlín.

Reichstag – 16:00 horas

Otra visita ineludible en esta parte de la ciudad es el Parlamento Alemán, un edificio clave en la historia de Berlín que como muchos de sus monumentos, también fue reconstruido. La cúpula añadida por Sir Norman Foster y las espectaculares vistas que ofrece desde su terraza ya valen la pena. La entrada es gratuita pero es necesario hacer una reserva con fecha y hora al menos con dos días de antelación. (Reservas en http://www.bundestag.de/)

Museo del Holocausto. En el fondo el Reichstag y la Puerta de Brandeburgo. Foto: Ricardo Ramírez Gisbert

Tiergarten – 18:30

Después de tanta historia conviene desconectar un poco en el pulmón verde de Berlín, el Tiergarten. El gigantesco parque de 210 hectáreas ofrece un espacio de esparcimiento para los berlineses que acuden en masa a correr, hacer bicicleta, disfrutar de un picnic o remar en un estanque, pero una de sus mayores atracciones son los llamados ‘Biergarten’ o jardines de cerveza, lugares que combinan la tranquilidad de parque con la degustación de verdadera cerveza alemana y la oportunidad de probar algún snack. Visita el Café Am Neuen See (Lichtensteinallee 2) o Schleusenkrug (Müller-Breslau-Straße), dos de los Biergarten más famosos del parque. La Columna de la Victoria (mundialmente famosa gracias al cineasta Wim Wenders), se encuentra en el centro del parque.

La Columna de la Victoria. Foto: ©Shutterstock/Robnroll

Cena en Potsdamer Platz/Sony Center – 20:30 horas

Antes de la guerra, Potsdamer Platz era el mayor nudo de comunicaciones de Berlín y uno de los lugares más vibrantes de la capital, que tras ser destruido pasó completamente al olvido. Tras su puesta en marcha de nuevo en la década de 1990, es uno de los lugares más modernos de Berlín, en especial gracias al Sony Center cuya iluminación nocturna es un verdadero espectáculo.

Las opciones para cenar en Potsdamer Platz son infinitas, desde sitios clásicos de comida italiana como Vapiano (Potsdamer Platz 5), o locales más autóctonos con un toque internacional como Lindenbrau en el propio Sony Center. Este distrito de la ciudad, a pesar de ser bastante turístico, tiene una gran afluencia de berlineses, oportunidad para empaparse del estilo local.

Sony Center, Postdamer Platz. Foto: Ricardo Ramírez Gisbert

 

Postdamer Platz, Bahnhof. Foto: Ricardo Ramírez Gisbert
Postdamer Platz, Bahnhof. Foto: Ricardo Ramírez Gisbert

Vida nocturna en Oranienburger Straße – 22:30

A tan sólo 4 estaciones de Potsdamer Platz por el S-Bahn (trenes de cercanías), se encuentra Oranienburger Straße, uno de los sitios ideales para disfrutar de la vida nocturna en Berlín. Pubs, discotecas, locales con música en directo y bares uno detrás de otro completan la oferta de esta calle que en ocasiones tiene un ambiente de fiesta al aire libre, si el tiempo lo permite claro está.

[divider]DOMINGO[/divider]

Comprendiendo la historia en Checkpoint Charlie – 9:00 horas

Checkpoint Charlie se ha convertido en uno de los sitios más turísticos de Berlín pero en 1961 era uno de los pasos fronterizos más transitados entre este y oeste. Entre las calles Zimmerstraße y Kochstraße hallarás la reconstrucción de la caseta de vigilancia (con la presencia de guardias fronterizos incluidos para la foto).

Dejando de lado el aspecto trivial que ha adquirido, conviene seguir por la Zimmerstraße hacia el este y visitar la Topografía del Terror (Niederkirchnerstrasse 8), un centro de documentación al aire libre y museo que se encuentra en el mismo sitio donde estaba la antigua sede de la Gestapo y la Oficina Central de Seguridad del Reich. Es el mejor sitio para comprender cómo se gestaron y planearon todos los horrores que desencadenaron la Segunda Guerra Mundial.

Topografía del Terror (Niederkirchnerstrasse 8). Foto: Bernt Rostad , CC BY 2.0

Dónde probar el mejor chocolate de Berlín – 11:00 horas

A esta hora abre sus puertas Fassbender-Rausch (Charlottenstrasse 60), la más antigua y mejor tienda de chocolates de Berlín que también cuenta con una cafetería. Disfruta de un chocolate caliente acompañado de bombones o trufas mientras disfrutas las vistas de la plaza Gendarmenmarkt y las esculturas o fuentes de chocolate. Un lugar legendario de Berlín.

El oso, símbolo de Berlín, completamente hecho de chocolate. Fassbender Rausch. Foto Blowing Puffer Fish, CC BY 2.0

East Side Gallery – 12:00 horas

Hablando de lugares legendarios, hemos dejado de último lugar la visita a uno de los lugares más especiales de Berlín, la East Side Gallery (estación S-Bahn Ostbahnhof), la muestra mejor conservada del Muro de Berlín. Tras la euforia por su caída, no quedan muchos ejemplos de su estructura ya que fue destruido casi en su totalidad pero aquí permanece en pie a lo largo de 1316 metros y está considerado como una de las muestras artísticas al aire libre más grandes del mundo.

Más de 100 artistas participaron en su momento utilizando el muro como lienzo para ilustrar los cambios políticos del momento, dejando como legado impresionantes obras de arte al alcance de todos. Recuerda que en muchos de los sitios emblemáticos de Berlín, el trazado del antiguo muro está representado y señalizado mediante baldosas en el pavimento, el único detalle que ha permanecido de tan doloroso recuerdo.

East Side Gallery - Foto: ©Depositphotos.com/
East Side Gallery – Foto: ©Depositphotos.com/marcoscisetti
East Side Gallery – Foto: ©Depositphotos.com/mathes

A SIMPLE VISTA – BERLÍN

Cómo llegar:

Avión: Varias aerolíneas ofrecen vuelos directos a Berlín Tegel desde Alicante (AirBerlin), Barcelona (Vueling, German Wings), Fuerteventura (AirBerlin), Gran Canaria (AirBerlin),  Lanzarote (AirBerlin), Madrid (Iberia, AirBerlin), Málaga (AirBerlin), Palma de Mallorca, Santa Cruz de La Palma (AirBerlin), Tenerife (AirBerlin).
Otras aerolíneas low cost vuelan al otro aeropuerto de la capital alemana: Berlín Schoenefeld tiene conexiones desde Barcelona (easyjet, norwegian),  Fuerteventura (Condor), Gran Canaria (Condor, Norwegian, Germania), Lanzarote (Condor, Germania), Madrid (easyjet), Málaga (easyjet), Palma de Mallorca (easyjet), Tenerife (Condor, Norwegian, easyjet).
Tren: Es posible viajar en tren desde Barcelona a Berlín  con tres trasbordos en París y Düsseldorf  (TGV, Thalys, City Night line) (18h, 218EUR solo ida). Desde Madrid se necesitan 22 horas y tres trasbordos. Para más informaciones consultar  Tgv Europe.
Autobús: Eurolines ofrece conexiones entre Barcelona y Berlín. (33h 145EUR solo ida).

Dónde Alojar:
Se pueden comparar ofertas de hoteles en nuestra web. Además AirBnB y Only Apartments muestran un gran número de ofertas de alquiler de pisos turísticos en la capital alemana.

Desplazarse por Berlín:
Berlin Card:
a partir de 19,50 EUR para 48 horas. incluye tarjeta de transporte, plano de la ciudad , guía y descuentos. Para más informaciones consultar Visit Berlin.
Transporte público y bici: La web de Visit Berlin también ofrece Tarifas y horarios de transporte público, informaciones sobre recorridos en bicicleta y mucho más.