París es una de las ciudades más famosas del mundo, con monumentos renombrados conocidos por todos y con un encanto difícil de igualar. Si bien muchos de estos lugares son imprescindibles a la hora de visitar la Ciudad Luz, a la vez son miradores perfectos para admirar la belleza de la ciudad a orillas del Sena.

Ya sea desde las alturas de un monumento como la Torre Eiffel a rincones más específicos, lo cierto es que París tiene mil y un caras que deben ser descubiertas. A continuación te contamos cuáles son los 10 mejores miradores para descubrir todos los rincones de París.

1. TORRE EIFFEL

Desde luego no hay mejor sitio para ver a París desde a las alturas y desde todos los ángulos posibles. Con una altura de 300 metros, es uno de los iconos del país galo y uno de los monumentos más famosos del mundo, el cual es imprescindible visitar al menos una vez en la vida e incluso, revisitarlo las veces que haga falta.

Además de estar en una ubicación privilegiada en el centro de la ciudad, la Torre Eiffel cumple todos los requerimientos de un mirador en condiciones, ya que consta de tres plataformas de observación a distintas alturas. La primera parada, a 57,64 metros sobre el nivel del mar, da una perspectiva ideal del Sena, Trocadero y el Campo de Marte. La segunda plataforma, a 149 metros permite ver la grandiosidad de París y sus monumentos más importantes en toda su extensión y finalmente, su último mirador a 276 metros de altura, permite ver los alrededores de París a varios kilómetros a la redonda.

Detalles: Para visitar la Torre Eiffel se debe comprar una entrada, así sea para subir por las escaleras y no utilizar el ascensor. Dicha entrada vale 4,70€ (3,70€ entre 12 y 24 años). Si quieres una entrada para la primera y segunda plataforma, la entrada vale 8,20€ (6,60€ para menores de 25 años) y la entrada para todos los niveles vale 13,40€ (11,80€ reducida). Los niños hasta 4 años no pagan entrada. Compra las entradas en la web oficial de la Torre Eiffel.
2. NOTRE DAME

La catedral de Notre Dame de París no necesita presentación. Además de ser una de las más visitadas en Francia, es una de las más antiguas, ya que su construcción comenzó en el siglo XII. Pero así como una visita a la iglesia es imprescindible, también lo es subir hasta su mirador, llamado las Torres de Notre Dame. Ubicado a 69 metros de altura, desde su plataforma hay vistas extraordinarias de de la Île de la Cité, el Sena y la Torre Eiffel, la cual es visible desde casi cualquier punto de París.

Detalles: Subir a las Torres de Notre Dame requiere paciencia, ya que la afluencia de personas es muy alta y pueden haber largas colas. Lo más recomendable es presentarse a primera hora de la mañana. El horario es de 10:00 a 18:30 horas (entre abril y septiembre) y hasta las 17:30 horas de octubre a marzo. Durante los fines de semana de julio y agosto, el mirador abre hasta las 23:00 horas.

Entrar a la catedral es gratis, pero el mirador tiene un precio de 8,5€, pero la entrada es gratuita con el Paris Pass. Para llegar al mirador no hay ascensor y se deben subir 387 escalones. Recuerda que la entrada para el mirador está ubicada en el lado izquierdo de la catedral, en la rue du Cloître Notre-Dame.

3. TORRE MONTPARNASSE

Sin duda alguna, la presencia de la Torre Montparnasse, el segundo edificio más alto de Francia y de París, se hace sentir. Si bien París cuenta con una buena cantidad de rascacielos, la mayoría se encuentran en el complejo de negocios de La Défense. La Torre Montparnasse, construida en 1973, se encuentra en pleno centro de la ciudad, rodeada de edificios históricos, lo que representa el sitio ideal para ver a París desde las alturas y total comodidad.

Detalles: El Mirador de la Torre Montparnasse se encuentra en la planta 56. Dotado de un espacio totalmente acristalado, el moderno mirador cuenta con terminales interactivos para aprender sobre la historia de la ciudad, un café y un bar de champán y por su fuera poco, un segundo mirador con una terraza panorámica en la planta 59, sin cristales de por medio. Las entradas valen 15 €. Para todas las tarifas y venta de entradas, visita la web oficial de la Torre Montparnasse.
4. ARCO DE TRIUNFO

De los monumentos emblemáticos de París, el Arco de Triunfo es uno de los más importantes. Símbolo de la ciudad y construido en conmemoración de la Batalla de Austerlitz en 1806, se encuentra en la Plaza Charles de Gaulle o Place de l’Étoile (Estrella), una plaza circular donde convergen 12 importantes avenidas de París. Una de ellas es la emblemática Champs Elysées, la cual se puede observar desde su mirador, al cual se accede después de subir 286 escalones de caracol.

5. BASÍLICA DEL SAGRADO CORAZÓN

La Basílica de Sacre Coeur es otro rincón muy famoso de París. La obra, consagrada a comienzos del siglo XX, está situada sobre la colina de Montmartre, de 130 metros de altura, desde donde se pueden observar unas hermosas panorámicas de París. Si bien es posible subir a lo alto de su cúpula, las vistas al pie de la iglesia son bastante satisfactorias, especialmente después de subir los casi 200 escalones de su explanada.

6. CENTRO POMPIDOU

Más allá del ícono arquitectónico que es, el Centro Pompidou, construido para revitalizar el barrio de Les Halles en la década de 1970, es otro de los grandes miradores de París. Su terraza, ubicada en la sexta planta, ofrece una vistas de 360º donde es posible ver el Instituto del Mundo Árabe, el Palais Royale y el Louvre, así como los románticos tejados de París. Para subir, no hay que pagar la entrada al museo necesariamente, tan sólo comprar el billete panorama.

7. MONTMARTRE

Si bien el mirador de Sacre Coeur, ubicado en Montmartre, mira principalmente en dirección hacia la Île de la Cité y el Museo del Louvre, no está de más hacer un recorrido por este pintoresco barrio de carácter bohemio, el cual guarda muchos rincones encantadores con miradores improvisados. En la imagen, un punto de Montmartre con vistas al barrio de la Défense.

8. ALMACENES PRINTEMPS HAUSSMANN

París es un paraíso para las compras pero más allá de esta característica, muchos de sus grandes almacenes también están entre sus miradores más famosos. Es el caso de los Almacenes Printemps Haussmann, un referente de la moda y el lujo parisino, edificado en 1865. Además de las lujosas vitrinas, tiendas de moda y su un gran centro de restauración, este centro comercial tiene una terraza con vistas estupendas a los tejados de París y en especial al Palais Garnier, el edificio de la Ópera.

9. CAMPO DE MARTE

Antiguamente un campo de cultivo, el Campo de Marte es uno de los jardines más amplios e importantes de París, donde han ocurrido todo tipo de eventos históricos y eventos de gran magnitud. Fue escenario de la Exposición Mundial de 1889, la que dio origen a la Torre Eiffel, monumento que se encuentra en el nacimiento de esta gran parque. Justamente es en el Campo de Marte, el lugar ideal para ver y fotografiar el símbolo de París, al mismo tiempo que se hace un picnic y se degusta una buena botella de vino.

10. LA DEFENSE

La Défense es el barrio de negocios y uno de los más modernos de París, donde se encuentran la mayoría de rascacielos y torres de oficinas, aunque también tiene áreas residenciales. Ubicado en el mismo eje monumental del Louvre y el Arco de Triunfo, donde se ubica el modernísimo cubo vacío del Arco de la Défense, su gran explanada, además de dejar espacio para admirar los gigantes de acero y cristal, es el sitio perfecto para ver la grandiosidad urbanística de París y captar el pulso del distrito financiero de la ciudad.

A SIMPLE VISTA – PARÍS

Cómo llegar: París cuenta con infinidad de vuelos directos desde las principales ciudades españolas. Para volar desde Madrid o Barcelona, Vueling, Transavia, Ryanair, Air Europa, Easyjet e Iberia son algunas opciones. Otras ciudades como Málaga, Sevilla, Valencia y Palma de Mallorca, también cuentan con conexiones directas a París.

Para más información, visita la web oficial de turismo de París