Los grandes avances en el campo de la tecnología médica, están impulsando el turismo médico como una tendencia cada día más en alza, involucrando a un gran número de pacientes que buscan servicios de salud específicos que no pueden encontrar en sus sitios de residencia, o bien son demasiado caros.

Una de las grandes ventajas del establecimiento del turismo médico como una forma de viaje es la posibilidad de ofrecer tratamientos quirúrgicos o de salud o a personas que de otra forma no podrían obtenerlo, pero por otro lado, esta práctica puede tener consecuencias no tan positivas, como situaciones en las que un precio más bajo puede también traducirse en un servicio médico de menor calidad.

En la actualidad es muy común ver a ciudadanos del primer mundo que viajan a naciones emergentes para obtener servicios a precios muy menores, afectando a la economía y los servicios de salud locales, que se ven perjudicados con menores ganancias, llevando todo ese capital a los centros de salud extranjeros. Por ejemplo, se calcula que en 2014, más de un millón de estadounidenses viajaron fuera de su país para recibir tratamiento médico en otros países.

Entre los segmentos más populares dentro del turismo médico se encuentran las prácticas de cirugía estética, cuidado dental, tratamientos de fertilidad y procedimientos dentro del ámbito cardiológico.

Una de las regiones del mundo con mayor crecimiento en esta industria es Asia, gracias en parte a los precios bastante competitivos de los procedimientos y tratamientos, en la avanzada tecnología disponible, ventajas en el cambio de moneda y la alta cualificación de los médicos y enfermeras. Muchos turistas médicos pueden conseguir ahorrar desde un 30 hasta un 90% en el tratamiento requerido, sin embargo, así como esta es una tendencia en alza, también lo es la proliferación de personas no profesionales que buscan ganar dinero ofreciendo prácticas médicas falsas o tratamientos inadecuados.

Los mayores mercados internacionales que sirven como destinos del turismo médico son Corea del Sur, Costa Rica, Estados Unidos, India, Israel, Malasia, México, Singapur, Taiwán, Tailandia y Turquía. Muchos de estos países además ven beneficiados los números del turismo regular, ya que muchos pacientes aprovechan para buscar tratamiento médico y al mismo tiempo extender sus vacaciones, como es el caso de Tailandia.

Entre los centros de salud en la industria del turismo médico más populares del mundo se encuentran: Centro Médico Prince Court de Malasia, Hospital Gleneagles en Singapur, Centro Médico Clemenceau en el Líbano, el Hospital Internacional Bumrungrad en Tailandia, Hospital Fortis en la India, Centro Médico Anadolu en Turquía y la Clínica Asklepios en Alemania.

Las estrategias utilizadas por estos centros para atraer clientes se basan principalmente en la gran oferta de tratamientos quirúrgicos excepcionales, un servicio orientado al paciente, una buena disposición de artículos educacionales, excelentes equipos médicos, seguridad y sobretodo precios asequibles, todo orientado hacia la creación de un nombre de marca que engloba calidad y excelencia.

Otro de los pilares para alcanzar y mantener los niveles en calidad y servicios médicos son las colaboraciones y alianzas con otras instituciones, como por ejemplo la que ha llevado a cabo el Hospital Internacional Bumrungrad en Bangkok con IBM Watson, un sistema de inteligencia artificial para mejorar tratamientos contra el cáncer.

Fuente: Mynewsdesk

Sobre El Autor

Arquitecto de profesión, soy un apasionado de los viajes, la fotografía y nuevas experiencias. Desde que comencé una nueva vida en Barcelona hace más de 10 años, he podido darle rienda suelta a estas aficiones y convertirlo en un modo de vida.

Artículos Relacionados