Viajar es una actividad cada vez más sencilla en los tiempos que corren, sin embargo, un estudio publicado por la Autoridad Civil de Aviación del Reino Unido (CAA por sus siglas en inglés), revela que las personas con movilidad reducida son mucho menos propensas a volar, alegando razones como poca accesibilidad o instalaciones no siempre adecuadas para todo tipo de público.

Por otra parte, este informe también revela que otro grupo de viajeros frecuentes con movilidad reducida, que han volado al menos una vez en los últimos 12 meses, afirman que se encuentran conformes con la atención especial recibida en los aeropuertos de la Unión Europea y que suelen volar en múltiples ocasiones a lo largo de un mismo año.

Los resultados de esta investigación serán utilizados por la CAA para continuar mejorando la atención a los pasajeros con movilidad reducida en el Reino Unido, la información disponible y para cambiar la percepción actual e incentivar a nuevos pasajeros a atreverse a volar.

Una de las conclusiones de este informe afirma que una parte importante de pasajeros con movilidad reducida no se atreven a dar el paso a volar por miedo a que las cosas puedan no salir como estaban previstas, así como la posibilidad de encontrar demasiados obstáculos en el camino. Del total, solamente un 39% de pasajeros con alguna discapacidad se pueden considerar como viajeros frecuentes, en comparación a un 52% de pasajeros sin discapacidad.

A pesar de esta cifra relativamente baja, el estudio demuestra que un 78% de pasajeros que solicitaron el servicio disponible de atención especial con antelación, bien sea con el aeropuerto o con la propia aerolínea, se sintieron o bien ‘satisfechos’ (un 24%) o ‘muy satisfechos’ (un 54%) con la experiencia. Además, los pasajeros considerados frecuentes son más propensos a volar múltiples veces durante el año en comparación a los que vuelan menos.

Iain Osborne, Director de Políticas Reguladoras para la CAA comentó al respecto: “es triste saber que una de las principales barreras a la hora de volar para las personas con movilidad reducida es la falta de conocimiento e información sobre los servicios especiales de asistencia en los aeropuertos británicos, prestaciones que además están impuestas por la ley y que ayudan a los usuarios con alguna discapacidad a volar con la mayor comodidad posible”.

Otros hechos revelados en el informe indican que la percepción de seguridad y confianza en la industria de la aviación es alta y por regla general, los usuarios se sienten bien informados con todo lo que tiene que ver con la información de sus vuelos y los servicios a los que pueden optar. Aún así, en el grupo de pasajeros con movilidad reducida poco frecuentes y mayores de 65 años, existe una mayor desinformación. Tras la interrogante a este grupo de por qué reducen al mínimo o sencillamente evitan volar, la razón principal se debió a la falta de presupuesto.

Para mejorar la visibilidad de los servicios disponibles para pasajeros con movilidad reducida, la CAA trabajó conjuntamente con aeropuertos y aerolíneas, para asegurar que la información fuera clara y concisa y se estuviese disponible y visible en sus páginas web. En ellas, se habilitó un número de teléfono de asistencia, donde los pasajeros puedan informarse y asimismo hacer quejas si es necesario.

Fuente: CAA

 

Sobre El Autor

Arquitecto de profesión, soy un apasionado de los viajes, la fotografía y nuevas experiencias. Desde que comencé una nueva vida en Barcelona hace más de 10 años, he podido darle rienda suelta a estas aficiones y convertirlo en un modo de vida.

Artículos Relacionados