Quiso decir un otro lugar llamado:

Mostrar vuelos a Jerez desde:

Vuelos Jerez

Encuentra vuelos a Jerez fácilmente con nuestro buscador de vuelos. Reserva tus vuelos a Jerez al mejor precio en Vuelos Baratos. Puedes realizar una búsqueda personalizada para encontrar los vuelos a Jerez que más se ajustan a tus necesidades o bien seleccionar alguna de las ofertas de vuelos a Jerez que hemos seleccionado para ti.

Ofertas de Vuelos Jerez (Ida y vuelta) Mostrar vuelos de ida
























Otros Destinos

Vuelos a Jerez

Todos los vuelos a Jerez y los vuelos a Cádiz tienen como destino el Aeropuerto de Jerez. La localización de la ciudad de permite un acceso rápido y sencillo tanto a las playas atlánticas andaluzas como a la sierra gaditana. Visitar Jerez es aspirar los más profundos aires y paladear los sabores de la tierra andaluza más tradicional.

Se la conoce como la “Capital del Caballo” pero también por ser la cuna del jerez. Sin embargo, el flamenco tiene carta de ciudadanía jerezana y algunos de sus exponentes más reconocidos han nacido aquí. Pero al entrar a sus calles, vemos que es mucho más que la monumentalidad de su edificación y que se trata de una ciudad moderna y dinámica.

Podríamos empezar nuestra visita a Jerez en la plaza misma del Ayuntamiento (S.XVIII) a muy poca distancia del que fuera el Antiguo Cabildo de la ciudad, un majestuoso edificio renacentista en la Plaza de la Asunción.

Un poco más allá de la Plaza de las Yerbas y a través de calles donde retumba el flamenco, llegamos a la Catedral de Jerez que se alza sobre la primitiva mezquita mayor de la ciudad y la antigua Iglesia del Salvador. Su campanario es probable que fuera construido sobre el minarete moro. En su interior, y entre sus numerosas obras pictóricas destaca la Virgen Niña de Zurbarán. Atravesando la Plaza de la Encarnación, llegamos hasta la Alameda Vieja donde se puede contemplar la fortaleza almohade en todo su esplendor.

Desde aquí se observan las formas del Conjunto del Alcazar de Jeréz que data del siglo XII. Actualmente se conserva gran parte de la construcción original, que fuera residencia de los califas sevillanos y sede de los gobernadores cristianos tras la caída de la ciudad en manos de Alfonso X. Aquí no debemos dejar de visitar la mezquita cristianizada ahora dedicada a Santa María la Real, los Baños Arabes, el Molino de Aceite y el magnífico conjunto de sus jardines.

Al llegar a Jerez, nos sorprendemos que su antigua Calle Larga sea hoy el centro comercial, de finanzas y modernidad en el mismo trazado que hace siglos vieran otros pueblos. Y vagando entre los bares y restaurantes de la zona, saboreando las típicas tapas no podemos olvidar que estamos en la cuna de uno de los vinos más cotizados: el jerez.

No podemos dejar la ciudad sin vivir algunas de sus experiencias más personales:

Visitar una de las famosas bodegas de jerez: Almocadén, Alvaro Domecq, El Maestro Sierra, Garvey, Gran Mariscal o la famosa Tío Pepe. En todas ellas se realizan visitas guiadas.

Visitar el Palacio de Pemartín (s.XVIII), donde se encuentra el Centro Andaluz de Flamenco.

Vibrar en un tablao o en una peña flamenca con el sentimiento en directo.

Presenciar el espectáculo del caballo andaluz en plena forma, en la Real Escuela Andaluza del Arte Ecuestre

Asomarnos al vértigo en los encuentros de motor en el Circuito de Jerez.

Enlaces patrocinados
Vuelos  Vuelos
Volando con Rumbo. Tus viajes al mejor precio