Más allá de las tradiciones religiosas, la Navidad se ha convertido en la celebración más extendida por el mundo occidental, una festividad que irremediablemente se asocia con comida. En este sentido, las costumbres gastronómicas de cada país son tan opuestas como deliciosas y teniendo en cuenta que en esta época del año se suele probar de todo sin miramientos, en esta ocasión nos anticipamos un poco a la cena de Navidad.

Prepárate para ir abriendo el apetito -tanto gastronómico como viajero- con estos 10 postres de Navidad de distintos países del mundo que hay que probar alguna vez en la vida.

1. LA BÛCHE DE NOËL, FRANCIA

La bûche de Noël o tronco navideño, es un postre que goza de gran popularidad en Francia y países francófonos por igual. Se dice que este postre surgió tras la costumbre de quemar un tronco de madera para celebrar la llegada del solsticio de invierno, ya que representaba un buen augurio para el año que entraba. No existe una evidencia concreta de cuál pastelero inventó la receta, pero desde mediados del siglo XIX se viene consumiendo la bûche de Noël para Navidad.

Se trata de un bizcocho muy parecido a un brazo gitano, el cual va cubierto de fondant de chocolate, aunque el relleno puede llevar muchísimas variantes, desde crema de mantequilla, praliné o café. El resultado final se asemeja a un tronco de madera.

Dónde probarlo
No hay mejor sitio para disfrutar de este postre en Navidad que París, la capital de Francia. Desde nuestro país existen estupendas conexiones aéreas a buenos precios, tanto con aerolíneas low cost como tradicionales. Desde Madrid y Barcelona puedes contar con vuelos directos con Ryanair, Transavia, Vueling, Air France o Easyjet.
2. CHRISTMAS PUDDING, REINO UNIDO

En las mesas del día de Navidad en el Reino Unido no suele faltar este tradicional postre, cuyo origen se remonta a épocas medievales. Se dice que surgió de la unión de 13 ingredientes diferentes, los cuales representaban a Cristo y los 12 apóstoles pero acorde a la leyenda, el postre se popularizó cuando el rey Jorge I pidió que se sirviera este postre en su primera Navidad en Inglaterra en 1714.

Según la tradición, el pudín de Navidad debe cocinarse en noviembre. Entre sus ingredientes se incluyen pasas, orejones de manzana, ciruelas, arándanos y todo tipo de frutos secos, como nueces, almendras o avellanas. Las frutas se dejan macerando en brandy y al día siguiente se mezcla con la harina y demás ingredientes y se cocina a baño de maría por varias horas. A partir de entonces, cada día se debe ir bañando con algunas cucharadas de ron o brandy hasta el día de Navidad.

Dónde probarlo
Londres es una de las ciudades más animadas de Europa y la indicada para probar este postre en Navidad, festividad que toma la ciudad por asalto. Para disfrutar de una Navidad o Nochevieja diferentes, puedes conseguir vuelos baratos con Ryanair, Easyjet o Norwegian desde Madrid, o bien con Ryanair, Easyjet o Vueling desde Barcelona.
3. PANETTONE, ITALIA

El panettone es un bollo dulce dulce originario de Milán, el cual consta de una masa brioche de unos 15 centímetros de altura con pasas y frutas escarchadas, aunque existen muchas variantes, como por ejemplo, la de chocolate. Su popularidad ha traspasado fronteras y además de ser muy consumido en España, en algunos países latinoamericanos es especialmente imprescindible durante las fiestas navideñas. El mejor acompañante para un trozo de panettone es sin duda una copa de cava.

Dónde probarlo
Las conexiones para volar a Milán desde España son muy variadas. Puedes encontrar vuelos directos a precios económicos con Ryanair , Iberia o Easyjet desde Madrid, así como Vueling desde Barcelona.
4. ROSCÓN DE REYES, ESPAÑA

Este bollo de masa adornado con frutas confitadas, es uno de los postres más característicos en España, aunque también es conocido en países de América Latina, Francia y Portugal. Aunque se estima que su origen se remonta a las fiestas saturnales romanas, existen testimonios de la existencia del roscón desde el siglo XII. En España, la tradición indica que en su interior se debe colocar un haba y quien lo encuentre, debe pagar por el roscón, mientras que el que encuentre una figurilla es premiado con una corona.

5. LINZER TORTE, AUSTRIA

Esta tarta es ampliamente consumida en las fiestas de Navidad, no sólo de Austria, sino también en algunas partes de Hungría, Suiza y Alemania. Bautizada por la ciudad austríaca de Linz, la receta de este postre está documentada desde mediados del siglo XVII, aunque su producción en masa y consiguiente popularidad se dio a partir del siglo XIX.

Con una apariencia que a menudo puede asemejarse erróneamente con la tradicional tarta de manzana, el Linzer Torte está preparada con una masa crujiente con un toque de ralladura de limón y frutos secos molidos, generalmente avellanas, pero también puede llevar en la mezcla nueces o almendras. Dicha masa se cubre de una espesa capa de mermelada, que suele ser de grosellas, aunque también se puede utilizar ciruelas o frambuesas. Finalmente, se decora la parte superior con un entramado de masa y finos trozos de almendras a su alrededor.

6. TURRÓN, ESPAÑA

Otro postre de tradición milenaria es el turrón, el cual se cree que tuvo su origen en la península arábiga y se popularizó en la península ibérica en tiempos de Al-Ándalus. Su preparación es obtenida tras la cocción de miel, a cuya pasta se le agregan almendras y clara de huevo (opcional). Existen muchas variedades del turrón, aunque los más comunes son el de Alicante, de textura dura y el de Jijona, de textura más blanda. Existen sabores más exóticos que se alejan de la receta tradicional, como el de chocolate, coco o trufas.

7. PAVLOVA, AUSTRALIA

La pavlova es un postre muy popular tanto en Australia como en Nueva Zelanda, el cual siempre está presente para la cena de Navidad. Se trata de una especie de disco de merengue crujiente, el cual va recubierto de un merengue muy esponjoso y muchos frutos secos. Se dice que es un homenaje a la bailarina rusa Anna Pavlova, que visitó ambos países de gira en los años 20 del siglo pasado.

8. BIENMESABE, VENEZUELA

Existen dos postres con este nombre en España, uno originario de Canarias y el bienmesabe antequerano, típico de Andalucía, sin embargo, en Venezuela un postre del mismo nombre es uno de los más tradicionales a la hora de ponerle el toque dulce a la cena de Navidad. La variante venezolana, si bien es una herencia del bienmesabe antequerano, este no lleva cabello de ángel y está arraigado en la cultura local desde épocas coloniales. Se trata de un bizcocho, que puede ser de forma circular o rectangular, donde predomina el sabor a coco y que posteriormente va cubierto de una gruesa capa de merengue espolvoreada con abundante canela.

9. LEBKUCHEN, ALEMANIA

Los lebkuchen son uno de los postres más tradicionales en Alemania para Navidad, llegando a ser considerado como el rey de Navidad en el país. Se trata de unas galletas de jengibre que además de este ingrediente principal, lleva frutos secos, miel, mazapán y especias como anís, cardamomo, clavo y canela, entre otros.

Si bien su receta se conoce desde hace siglos, no fue hasta la década de 1920 que unos pasteleros alemanes la registraron bajo el nombre de Nürnberger Lebkuchen. En la actualidad, es una denominación de origen protegida por las leyes alemanas. Los lebkuchen pueden venir en mil formas diferentes, desde galletas circulares, formas navideñas, e incluso en forma de corazón de gran tamaño. En dicho caso, se suelen decorar con frases navideñas o el típico mensaje de Ich liebe dich (te quiero en alemán).

10. PIE DE MANZANA, ESTADOS UNIDOS

Se dice que no hay nada más estadounidense que el pie de manzana, también conocido como “apple pie”, ampliamente considerado como un símbolo del país. A pesar de estar presente durante todo el año, el pie de manzana es uno de esos postres que no falta nunca en la mesa de Navidad en los Estados Unidos. Su origen se remonta a la Inglaterra del siglo XIV, donde ya se encontraba documentado en un libro de recetas. Los colonos llevaron la receta a América y para el siglo XVII, ya había alcanzado altos niveles de popularidad.

Aunque existen muchas variantes de este postre, la receta estadounidense lleva manzanas del tipo Granny Smith o manzanas verdes, peladas y cortadas en trozos pequeños. Aparte del ingrediente principal, el interior lleva harina de maíz, zumo de limón, vainilla y azúcar morena y el componente para crear la masa exterior es el vinagre de sidra.

error: Advertencia: El contenido de esta publicación está protegido !
Todos los derechos reservados.
© vuelosbaratos

vuelosbaratos - Comparador de vuelos | Política sobre cookies | Aviso legal